Seeguidoreeees

domingo, 12 de agosto de 2012

Tanta decepción te acaba enseñando que lo que verdaderamente importante, no es conseguir la felicidad sino saber mantenerla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario