Seeguidoreeees

sábado, 3 de mayo de 2014

Tengo celos de ti. ¿Por qué negarlo?
Tengo celos de ti, celos rabiosos;
celos de las sonrisas de tu boca, 
celos de las miradas de tus ojos.
Cuando yo no te oigo, ¿como hablas?
cuando yo no te veo, ¿como miras?
cuando no estoy delante, ¿como suenan los áueros cascabeles de tu risa?
Tú sabes que en los ojos de los hombres hay miradas impuras, que algunas veces parecen que acarician y otras veces parecen que desnudan.
Cuando un hombre te mira de esa forma, cuando te envuelve una mirada de esas y sientes que resbala por tu cuerpo ¿que es lo que piensas, di, que es lo que piensas?

No hay comentarios:

Publicar un comentario