Seeguidoreeees

jueves, 5 de marzo de 2015

Decir que no te vas a enamorar nunca, es como decir que nunca vas a sonreír, por mucho que intentes impedirlo, siempre llega alguien que lo consigue

No hay comentarios:

Publicar un comentario