Seeguidoreeees

jueves, 9 de julio de 2015

Mi hogar.

Durante todo aquel tiempo, me había preguntado una y otra vez dónde estaba mi hogar en realidad. La verdad, sin embargo, es que tu hogar no tiene por qué ser el lugar donde duermes por las noches.
Tu hogar está donde sientes que puedes ser tú mismo.
Donde estás a gusto.
Donde no tienes que fingir, donde te muestras tal como eres. 
Por fin había llegado a aquel lugar, porque ellos son mi hogar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario