Seeguidoreeees

martes, 24 de enero de 2017

No mujer, jamás le pidas que se quede. No le exijas felicidad, porque no existe si es obligada. Forzar demasiado termina quebrando.

No quieras convencerlo, ni te convenzas de que es suficiente con besos de desayuno o sexo en la mesa de cena. Después de todo, esas cosas no se pueden comprar en otros lugares con palabras bonitas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario