Seeguidoreeees

lunes, 27 de marzo de 2017

Van a ser dos años del pequeño caos lleno de deslices y yo todavía no puedo salir de ese lugar. Tampoco sé si quiero salir o mejor dicho si lo sé no quiero salir. No me interesa, no estoy feliz ni comida en este lugar. Tampoco me hace bien, ni siquiera se porque me quiero quedar ahí estancada. Simplemente me nace quedarme ahí y no hacer nada para correrme. Mi única razón (si así se puede decir) es él. Él el maldito caos que me revolucionó, él en todos sus estados. Enojado, triste, feliz, angustiado. Él escuchando mis mambos, él contándome los suyos, él haciéndome reír, el haciéndome llorar, él doliendo, el sonriendo, llorando, peleando. Creo que ya se porque no me voy. No me voy porque genero eso. Todas esas sensaciones en mi cuerpo por primera vez. Y yo lo veo y no me cabe ninguna duda que prefiero mi vida entera metida en ese caos con él antes que vivir en paz sin él. Suena masoquista pero es lo que genera en mi. No lo puedo evitar. Cuando lo vi por primera vez sabía (y todavía lo se) que nada bueno iba a surgir de nosotros, que nos íbamos a arruinar, pero tampoco quería perderme la oportunidad de arruinarme con él. Y lo hice, y fue lindo por momentos, horrible en ciertas ocasiones. Pero si estaba con él viviendolo ¿a mi que me importaba?. Si peleábamos pero después venían las mejores reconciliaciones. Si cuando estaba enojada y me miraba y ya lo necesitaba conmigo. Porque nosotros, este caos del que hablo valió la pena. No estamos juntos (muy a mi pesar), pero nos quisimos. Y me tiene porque le pertenezco desde antes de conocerlo. Porque son dos años de que mi alma se encontró con lo más lindo del mundo. Y por eso, solo por eso me quedo sola en el caos, esperándolo.

2 años de él.

jueves, 26 de enero de 2017

Mi abuela solía decir que el amor sirve para lo que sirve el cigarrillo. Para quitar el hambre, para quitar el sueño, y para matarnos despacito.
''Cuando me refiero a encontrar a la persona indicada no me refiero a encontrar a alguien que resuelva mis problemas, ni que me sirva de muleta para cuando me sienta decaída. Tampoco me refiero a alguien que esté siempre pensando en mi, que me extrañe o que sienta que me necesita. Sino a encontrar a alguien que esté ahí, que comparta el tiempo conmigo ya que yo le compartiría el mio también. Alguien que sepa estar sin mi pero que prefiera estar conmigo, alguien que sienta y actúe pensando en ''nosotros'' y no en un ''tú'' y un ''yo'' por separado Alguien que me ame porque sí y no porque yo lo ame''.
Yo te voy a decir que está bien, que todo ha pasado, y que no te preocupes. Pero campeón, me mataste por dentro. 
Adoro esa risa. Si, esa risa suena tanto a vida que es imposible que pase desapercibida. Capaz de parar el tiempo y hacer como si todo a mi alrededor se detuviera de verdad. Tiene que ser mágica, sino no me lo explico.

Y es que tienes ese don de alegrarme la vida. De convertir un lunes en un sábado. Y de hacer que empezar la semana se convierta en la aventura más fascinante del mundo.

Para que nos vamos a engañar, te adoro a tu en todas tus formas de vida. Hasta cuando menos te reconozco, con esos cambios de humor capaces de hacer estallar una bomba.

Porque todo, lo bueno y lo malo, es el resultado de la persona más maravillosa que he tenido el placer de conocer

A esta vida sólo le pido que tu risa no deje de resonar en mis oídos con ese eco que tanto te caracteriza.