Seeguidoreeees

jueves, 13 de febrero de 2014

Igual que el mosquito más tonto de la manada, yo sigo tu luz aunque me lleve a morir, te sigo como le siguen los puntos finales, a todas las frases suicidas que buscan su finIgual que el poeta que decide trabajar en un banco, sería posible que yo en el peor de los casos, le hiciera una llave de judo a mi pobre corazón, haciendo que firme llorando esta declaración

No hay comentarios:

Publicar un comentario