Seeguidoreeees

jueves, 13 de marzo de 2014

Perdón si he exigido mucho de ti, tal vez demasiado, que haya querido que tu corazón palpitara fuera de tiempo, como yo hago con el mio; pero yo soy una desequilibrada del amor y tú no, ahora lo se y se también que por eso me gustas así, porque eres como la brisa suave de una noche tranquila.

No hay comentarios:

Publicar un comentario