Seeguidoreeees

domingo, 30 de marzo de 2014

Tú fuiste la esperanza en mis días de soledad, la angustia de mis momentos de duda, la certeza en mis instantes de fe. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario